El Templo - Parroquia Nuestra Señora de las Nieves de Calp

El Templo - Parroquia Nuestra Señora de las Nieves de Calp

Vaya al Contenido

Menu Principal

El Templo

La iglesia parroquial de Calpe

La iglesia parroquial de Calpe, es una de las más antiguas de la provincia. Sus pequeñas dimensiones y su rara construcción, que en nada se acomoda a las más elementales normas litúrgicas, contrasta notablemente con las espaciosas, elevadas y artísticas iglesias del arciprestazgo, incluso de los más pequeños villorrios de la montaña, construidos en consonancia con las leyes de la liturgia cristiana. Los calpinos de la Edad Media no levantaron ningún templo. Cuando don Jaime el Conquistador liberó a Calpe, convirtió en iglesia un pequeño edificio enclavado en uno de los ángulos del reducido cubo de murallas que la colonia romana primero, y el pueblo musulmán después, levantaron en el centro de la bahía de Calpe. Edificio que pudo ser muy bien el pequeño cuartel de la guarnición, mansión de algún jefe de las fuerzas, dependencia administrativa. etc.

Esta iglesia la dedicó don Jaime, siguiendo su piadosa costumbre, a la Santísima Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de las Nieves.


Nuestra iglesia parroquial ha sufrido varias reformas en el decurso de los tiempos. A principios del siglo XV, se le dio un estilo ojival y mudéjar. Posteriormente, su pequeña fábrica de piedra tosca se enyesó. En 1750, se hizo la sacristía y el coro y se cambió su pavimento, que era de piedrecitas del río y de la playa, formando vistosos mosaicos, por grandes ladrillos de barro rojizo. A mediados del siglo pasado se amplió la fábrica sin guardar el estilo, teniendo que derribar una casa contigua para formar la plazoleta de la puerta nueva. Seguramente era en esta casa donde servía la criada que vio sudar a la venerada imagen del Santísimo Cristo.

Esta ampliación de la iglesia se hizo con la prestación personal de todo el pueblo, hombres y mujeres. Todos los calpinos se ofrecían voluntariamente al párroco para llevar a cabo esta reforma tan necesaria. Las mujeres se encargaron del acarreo del agua. La campana daba la señal convenida y nuestras muchachas iban presurosas a buscar cántaros de agua, que llevaban bajo el brazo a la iglesia.

Con esta reforma, nuestra iglesia perdió todo su sabor antiguo y el aspecto que tenía de vieja fortaleza.

En 1904, el cura don Ginés Almagro, hizo una buena reparación al campanario, quitándole las cuatro esferas de piedra tosca de su remate.

En 1913, el párroco don Juan Rostoll, pavimentó la Iglesia con los actuales mosaicos, conservando dos preciosas lápidas sepulcrales de azulejo de Manises, que cubrían los despojos mortales, y conservaban la memoria de dos sacerdotes, uno de los cuales era don Pedro Mengual, oriundo de Teulada. Estas lápidas desaparecieron cuando asaltaron la iglesia en 1936. En 1944, se renovó casi todo su tejado. Entre las inmundicias aparecieron varias bombas de mano y otras municiones que dejaron los milicianos.

La casa abadía es una de las más antiguas del pueblo, tiene: comunicación con la iglesia y esta adosada a unas viejas y derruidas murallas. En 1944, so le hizo una gran reforma, colocándosele 114 metros de mosaico sobre el pavimento de yeso que tenía.

Nuestra iglesia, antes de ser asaltada e incendiada por los revolucionarios en 1936, no era de las más pobres de la provincia.

En una hornacina de su fachada lateral y sobre la antigua puerta, aparecía una escultura de la Virgen María, labrada en madera ya desconchada, de pintura renacentista, encontrada en unas excavaciones practicadas en la base del Peñón de Ifach.

Tenía nuestra iglesia una preciosa pila gótica de agua bendita del siglo XIII. Era una esbelta columna octogonal de mármol rosáceo, que tenía como capitel una pila de la misma piedra. Las aristas de la columna subían hasta la pila, formando en ella un rosetón poco profundo para el recipiente del agua.

El altar mayor era de estilo barroco, con profusión de dorado a fuego en su preciosa talla. En su hornacina dorada había una preciosa escultura de la Virgen de las Nieves, del siglo XVII y fuera de ella, a uno y otro lado, las esculturas de San Roque y San Antonio Abad. Las dos puertas laterales que daban acceso al trasagrario eran dos antiguos retablos de valor artístico, con las imágenes de San Pedro y San Pablo de tamaño natural. Remataba el altar un gran medallón de madera coronado por una cruz, en cuyo centro aparecía en relieve una imagen de la Santísima Virgen con los brazos abiertos, en actitud de derramar gracias sobre el pueblo. Este altar tenía concedidas varias indulgencias, aparte de los privilegios propios de altar mayor.


Vicente Llopis Bertomeu
Presbitero


Más información complementaria en la pagina web de Andrés Ortolá T. pincha aquí


 
Plaza de la Iglesia en los años 50s
Plaza de la Iglesia en los años 50s
Marzo - 1982
Marzo - 1982
III Centenario Stmo. Cristo del Sudor - 1982
Parroquia NS de las Nieves
Fachada actual - 2010
Fachada actual - 2010
Interior de la Iglesia Marzo-2010
Abril 2010 (Detalle de Cristaleras)
Capilla- Altar Mayor (Actual)
 
Nuestra Señora de las Nieves (Capilla)
Plano de la Iglesia en 1745 y la actualidad
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal