Nuestros Párrocos - Parroquia Nuestra Señora de las Nieves de Calp

Nuestros Párrocos - Parroquia Nuestra Señora de las Nieves de Calp

Vaya al Contenido

Menu Principal

Nuestros Párrocos

Los curas párrocos de Calpe


Como remate del capítulo tercero, nos place recordar la memoria de algunos señores curas párrocos de Calpe que rigieron nuestra iglesia con satisfacción de los calpinos.

Por haber sido destruido nuestro archivo parroquial lo mismo que el de la Curia diocesana, nos es imposible confeccionar una relación completa de los párrocos de Calpe que, al par que interesante, hubiera sido muy ejemplar.

Sabemos con certeza que a finales del siglo XVII
hubo en Calpe un señor cura muy ejemplar llamado Mosén Miguel Ferrando, probablemente oriundo de Teulada. La gran caridad de este sacerdote queda reflejada en estas palabras de una nota sacada del desaparecido archivo parroquial: "murió pobremente". De él sabemos que dio posesión del Beneficio de San Miguel de la iglesia de Ifach que había pasado a la nuestra, a Mosén Pablo Torres, de Benissa.

En el año 1744, gobernaba esta parroquia el doctor Roque Vives
. Este señor cura hizo la interesante memoria de la institución de la festividad del Santísimo Cristo de Octubre inserta en este mismo capítulo,

A finales del siglo XVIII
tenía Calpe un señor cura conocido por el nombre de Mosén Pere Ortolá. Este señor recabó del Arzobispado la oportuna autorización para bendecir y abrir al culto público la actual ermita de San Salvador.

Perdura todavía entre los más viejos de Calpe la santa memoria del que fue una de los mejores entre sus buenos curas, el Reverendo señor don Juan Bautista Puchalt.


Nació este celoso sacerdote en Catarroja, en el año 1793 y murió en Calpe, gobernando su parroquia, el día 12 de julio de 1856
. Fue un apóstol entregado en alma y cuerpo al gobierno espiritual y material del pueblo. Su gran ascendiente sobre las católicas autoridades de su tiempo, le permitió influir de una manera eficaz en todas las manifestaciones de la vida de Calpe. Se preocupó de la urbanización de la villa. Pavimentando por su cuenta una de las calles más antiguas, que por estar en una cuesta muy pendiente era intransitable y que Calpe se la dedicó dándole su nombre: Calle de Puchalt, que todavía conserva.

Sacerdote ejemplar y caritativo, fue un verdadero padre de los pobres. Con frecuencia se le vio derramar abundantes lágrimas de compasión al contemplar en su mesa la comida preparada "Yo estos manjares, decía, y ¡cuántos pobres no tendrán hoy qué llevarse a la boca!". Plena convalecencia de una grave y larga enfermedad en su pueblo natal, se entera de que el cólera morbo está causando graves estragos entre sus feligreses, e inmediatamente vuela a su querida parroquia y se pone al servicio de los apestados, con inminente peligro para su quebrantada salud y disgusto y oposición de sus familiares.

De su espíritu de mortificación se cuenta que gustándole el tabaco con delirio, se lo colocaba sobre la mesa de su despacho y se pasaba días enteros viéndolo sin probarlo.

Su muerte conmovió hondamente a todo Calpe. Detrás de su féretro iba todo el pueblo, hombres y mujeres, llorando amargamente y diciendo: " ¡ay, pare; ay, pare!".

El concepto en que se le tenía y el dolor que experimentó todo el vecindario en su muerte, se reflejan en estas elocuentes palabras que leemos en su losa sepulcral: "Buen ciudadano, sacerdote ejemplar y piadosísimo. Calpe llorará su pérdida largos años".

Después de don Juan Bautista Puchalt, vino un señor cura natural de Altea, cuyo nombre desconocemos, que murió entre nosotros al poco tiempo de tomar posesión de la parroquia.

Sucedióle a este último don Joaquín Miñana
, natural de Gandía. Fue un sacerdote modelo. Estuvo unos seis años entre nosotros. Tuvo la desgracia de morir quemado en su pueblo natal.

Sucesor del señor Miñana fue Don Antonio Pons,
natural de Pedreguer. Sacerdote muy virtuoso; pero de carácter algo violento. Después de unos ejercicios espirituales que practicó en Santo Espíritu del Monte, el pueblo notó un cambio muy radical de carácter. Tuvo fama de ser muy justo y de tratar con gran imparcialidad a sus feligreses, sin acepción de personas.

En 1863, recibió la Santa Visita Pastoral del Cardenal Arzobispo de Valencia don Mariano Barrio y Fernández.

En su tiempo hubo una gran misión en Calpe que conmovió a todo el pueblo. El señor cura con gran humildad pidió perdón públicamente a sus feligreses por las faltas que hubiera podido cometer durante los nueve años de estancia entre ellos.

Después de don Antonio Pons vino a Calpe Don Félix Baldó,
natural de Nucía. Sacerdote muy ejemplar, amante de su parroquia y buen predicador. Estuvo aquí muchos años. Su quebrantada salud le obligó a retirarse a su pueblo natal sin renunciar a su curato. Tuvo como regentes a don Salvador Fuset y a don Ginés Almagro. Su hermana doña Teresa, en cumplimiento de su última voluntad, regaló a la iglesia de Calpe un valioso palio de tisú de oro y plata de ocho barras por parte.

Como regente del anterior tomó posesión de nuestra parroquia Don Salvador Fuset
, natural de Gandía. Sacerdote muy digno y culto. Calpe lo estimaba mucho. Organizó en la parroquia la Congregación de las Hijas de María.

El día primero de junio de 1895, recibió la Santa Visita Pastoral del Emmo. señor Cardenal Arzobispo de Valencia don Ciriaco Sancho y Hervás, que mandó como visitador al canónigo de la S. I. Catedral Don Bonifacio Marín. Dejó la parroquia al ser nombrado canónigo de Gandía.

El sucesor de don Salvador Fuset fue don Ginés Almagro
como regente de don Félix Baldó. Hizo una buena reforma en la casa abadía. Regentó la parroquia desde 1898 hasta 1904.

En 1904, tomó posesión de la parroquia como cura propio Don Juan Rostoll Jorro
, natural de Altea. Sacerdote muy sencillo y caritativo.

El 24 de octubre de 1911, recibió la Santa Visita Pastoral del Cardenal Arzobispo de Valencia don Victoriano Guisasola y Menéndez.

En su afán por el decoro del templo, renovó su fachada y el pavimento. Adquirió una rica pila bautismal y pavimentó la entrada de la casa abadía.

Estuvo en Calpe treinta años
. Por el año 1933, sintiéndose viejo y achacoso, con el debido permiso de los superiores, dejóse como regente de la parroquia a su coadjutor Don Francisco Sendra Ivars que le ayudaba en su ministerio pastoral desde el año 1930, retirándose a su pueblo natal, donde murió durante la revolución de 1936.

El nuevo regente de la parroquia supo conquistarse el cariño de todos sus feligreses. Sacerdote joven, muy activo y emprendedor, eligió como centro de su apostolado la catequesis de los niños y el esplendor en el culto divino.
Fue un gran catequista. Montó un catecismo modelo entre todos los de la diócesis. Su labor apostólica perdura todavía entre los jóvenes de uno y otro sexo que fueron alumnos suyos.
En julio de 1936, los revolucionarios lo expulsaron dé Calpe con gran disgusto de los calpinos. Don Francisco marchó a Benissa, su pueblo natal. El día 4 de septiembre de 1936, era martirizado en la Garganta de Teulada. Sus restos fueron trasladados con gran solemnidad a la iglesia de Calpe, en donde reposan, el día 22 de octubre de 1951. Los  calpinos le dedicaron la plazoleta de casa abadía y una preciosa  lápida sepulcral que guarda sus restos en el centro de la iglesia.

Desde mediadas de julio de 1936, hasta el día 5 de marzo de 1939,
la iglesia profanada queda cerrada al culto. Desde esta fecha hasta el día 7 de diciembre del mismo año, en que toma posesión de la parroquia el primer cura con carácter de ecónomo, se encargan de ella el capellán de las fuerzas de ocupación don Manuel Huerta Aliaga, durante los dos primeros meses y el padre franciscano Fr. Bienvenido Ronda Llavador hasta la toma de posesión del nuevo párroco.

Reorganizada la diócesis después de la revolución, el señor Arzobispo de Valencia don Prudencio Melo y Alcalde, extiende el nombramiento de Cura de Calpe a favor de don Vicente Llopis Bertomeu
, novel sacerdote oriundo de Teulada y actual párroco de Calpe.

Este sacerdote tiene la suerte de recoger los frutos que con tantos sacrificios sembraron tantos y tan ejemplares antecesores suyos, de moda particular los producidos por la sangre fecunda de su inmediato antecesor mártir don Francisco Sendra.

En sus primeros años de estancia en Calpe los calpinos reconstruyen la iglesia, dotándola generosamente de todo el mobiliario, ornamentos y objetos litúrgicos necesarios para el culto. Se organiza la Acción Católica en sus cuatro Ramas y Aspirantados y se fomenta la verdadera y sólida piedad por medio de semanas misionales y tandas de ejercicios espirituales que se celebran en años alternos.

El día 3 de agosto de 1941, el señor Arzobispo de Valencia don Prudencio Melo y Alcalde administra en Calpe el sacramento de la Confirmación por media del Arzobispo Titular de Methimna. Este mismo señor Arzobispo vuelve a Calpe, por delegación del nuevo señor Arzobispo de Valencia, don Marcelino Olaechea y de Loizaga y administra la Confirmación el día 3 de diciembre de 1947 y practica la Santa Visita Pastoral el día 17 de noviembre de 1950.

¡Que el Señor reserve para Calpe buenos y santos sacerdotes que sustituyan al actual!


Por: Vicente Llopis B.




Don Juan Rostoll Jorro
Don Juan Rostoll Jorro
Don Francisco Sendra Ivars
Don Francisco Sendra Ivars
Don Francisco Sendra Ivars
Don Vicente Llopis Bertomeu
Don Vicente Llopis Bertomeu
 

DON ANTONIO ESCRIVÀ FUSTER

Nació el día 13 de abril de 1926 hijo de Antonio Vicente y de Francisca, nacido en la Font d'En Carròs (Valencia).
Empezó sus estudios para entrar en el seminario y se, examinó de ingreso en el Seminario Menor de Valencia. En este hizo los cursos de segundo y tercero de latín.
En el año 1942 ingresó en el Seminario Mayor de Valencia donde curso el tercero y cuarto de latín, tres cursos de filosofía y primero y segundo de Teología.
Inaugurado el nuevo Seminario diocesano de Valencia en Moncada, ingresó en el mismo donde cursó el tercero y cuarto de Teología. Al finalizar el curso fue ordenado sacerdote el día 9 de junio de 1950.

El día 29 de junio de 1950 celebró la primera misa solemne en la Parroquia de San Antonio Mártir de la Font d'En Carros, provincia de Valencia. Después de haber sido ordenado de sacerdote, estuvo en el Convictum estudiando Derecho Canónico y Pastoral, y destinado como ayudante de la parroquia de Nuestra Señora del Pilar de Valencia. Terminado el curso del Convictum lo destinaron de Coadjutor de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Ribarroja del Turia, provincia de Valencia.

El mes de marzo de 1954 recibió el nombramiento de Cura Ecónomo de la Parroquia de Nuestra Señora de las Nieves de Calpe
, provincia de Alicante, sustituyendo a Don Vicente Llopis Bertomeu. Emprendió la construcción de un salón parroquial, adosado a la antigua casa abadía, por considerar que era de gran necesidad para la celebración de reuniones parroquiales.

A Don Antonio se le recuerda por su carácter afable, bondadoso y cariñoso con todos sus feligreses.

En el Año 1960 fue destinado como Cura Ecónomo de la Parroquia Nuestra Señora del Consuelo de Altea. Por el año 1981 cayo enfermo por un infarto, y se retiro ese mismo año.

Últimamente vivía en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Benidorm. Falleció el día 4 de julio de 2009 y fue enterrado en su pueblo natal, La Font d'En Carròs.



DON ENRIQUE GARRIGÓS MIQUEL

Nace en Jijona el día 27 de enero de 1931, hijo de Enrique y Patrocinio, era el mayor de cuatro hermanos. En 1944 ingresa en el Seminario Menor de Valencia. El 29 de junio de 1956 es consagrado sacerdote en la iglesia del Salvador de Valencia. El día 8 de julio de 1956 celebró su primera misa solemne en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Jijona. En septiembre de 1957 lo destinan como Cura Párroco de la Parroquia de San José de Alfaz del Pí. El 21 de noviembre de 1960 va destinado como Cura Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de las Nieves de Calpe.

Llegó a Calpe con grandes ideas y ganas de hacer. Estuvo siempre al lado de los jóvenes y con su ayuda organizó con ellos un Centro Cultural en la calle la Purísima donde poder desarrollar todas las actividades que los jóvenes pedían por aquellas fechas. Un lugar donde poder realizar sus ilusiones tanto de ocio como religiosas, dando responsabilidades pero siempre de la mano de su sacerdote.

Trabajó incansablemente para formar bien a las familias, sobre todo a los matrimonios jóvenes. Formó grupos de "matrimonios parroquiales" llegando a tener hasta 7 grupos de unas 6 parejas cada uno. Allí se reunían para mejorar su vida cristiana.

En aquellas fechas Calpe crecía en habitantes de una manera vertiginosa, quedando la capilla pequeña para albergar a tantos feligreses venidos de todas partes.

Tuvo la valentía de empezar su gran proyecto, hacer un Nuevo Templo, apoyado por el Ayuntamiento y sus feligreses. El edificio empezó a construirse el día 1 de julio de 1974 y fue bendecido el día 22 de octubre de 1977. El pueblo de Calpe siempre le recordará por sus desvelos, trabajo y amor a la comunidad calpina.

El 15 de octubre de 1978 lo destinan como cura párroco de la Parroquia Santa Ana de Elda, y en 1993 va destinado a la parroquia de San Juan Bautista de Callosa d' En Sarriá. En 1998 lo destinan como cura párroco de la Parroquia María Madre de la Iglesia de Alicante y capellán de las religiosas de Jesús y María de Alicante.



DON ANTONIO PENALVA GÓMEZ

Nace en Catral el día 20 de noviembre de 1932, e ingresa en el Seminario de Orihuela el 28 de septiembre de 1943. Cursa sus estudios de Teología en la Universidad Pontifica de Salamanca entre los años 1952 al 1955.

Celebró su primera Misa en Catral el 24 de julio de 1955. Su primer destino como vicario fue en la Parroquia de San José de Carolinas (Alicante). Lo trasladan de cura párroco al Rincón de Bonanza (Orihuela) y a la vez imparte clases en el Seminario y Colegio Santo Domingo.

En enero de 1964 marcha de misionero a la parroquia Santo Cristo en Córdoba (Argentina). En 1969 regresa a España e imparte clases en el Seminario y Colegio Santo Domingo de Orihuela. En 1970 lo trasladan de párroco a la Parroquia San Bartolomé de Petrel, donde estará hasta septiembre de 1972. En ese mismo mes lo nombran cura párroco en Benejuzar, en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario. En 1978 es trasladado a la Parroquia de Nuestra Señora de las Nieves en Calpe.

Pronto se hizo querer entre la comunidad calpina; demostró gran amor por todos los niños de catequesis, colegios, monaguillos. Hizo excursiones y campamentos con todos ellos. Compartía charlas con grupos de matrimonios. Persona amable y sencilla siempre atento a cualquier problema parroquial y personal.

Puso la primera piedra de la Iglesia Nuestra Señora de La Merced y empezó con ánimo y valentía este nuevo proyecto.


Su gran amor y dedicación hacia la juventud le animó a que la parroquia contara con un coro juvenil, formando un magnífico coro con acompañamiento de instrumentos de cuerda.

En el año 1981 Don Antonio organiza la junta para los actos del tercer centenario del Santísimo Cristo del Sudor, que desgraciadamente no pudo terminar.

Estuvo con nosotros hasta el 27 de abril de 1982 en que fallece al ser víctima de un homicidio.




DON ANTONIO CABRERA GIMÉNEZ

Nació el día 5 de enero de 1932 en Formentera de Segura (Alicante). Hijo de Manuel y Antonia era el sexto de siete hermanos. Fue ordenado sacerdote el 26 de junio del 1960 en la Parroquia de Santa María de Elche.

El 29 de junio de 1960, festividad de San Pedro Apóstol, celebró su primera misa solemne en su pueblo natal: Formentera de Segura (Alicante). En enero de 1961 lo destinan como cura párroco de las parroquias, San Antonio de Padua en La Hoya, Virgen del Carmen en Matola y San Isidro Laen Derramador (Elche).

En agosto de 1965 lo destinan como cura párroco de la Parroquia de la Santa Cruz de Petrel. En octubre de 1969 lo destinan como Cura Párroco de la Parroquia de San Pedro Apóstol de Rojales, y el 21 de agosto de 1982 recibe el nombramiento de Cura Párroco de Nuestra Señora de las Nieves de Calpe.

Empieza con la difícil tarea de terminar el Nuevo Templo de la Merced, a la que se dedica con el mayor interés y desvelo. Emprendió, además, la introducción en la parroquia de la institución Neocatecumenal Parroquial, sistema de formación y apostolado para nuestros tiempos que también nos ha hecho, y aún siguen, un nutrido grupo de personas.

El mes de septiembre de 1990 lo destinan como cura párroco en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario (La Florida, Alicante). En septiembre de 1991 lo destinan como Cura Párroco en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores (de Dolores). Y en septiembre de 2008 lo destinan como Cura Párroco de las Parroquias La Purísima de Formentera y de Nuestra Señora del Rosario de Heredades.

DON FRANCISCO ANTONIO DÍAZ ALBERT

Nació el día 27 de enero de 1944 en Pinoso (Alicante). Hijo único de Paco y Adela. Tras cursar bachillerato, ingresó en el Seminario de Orihuela pasando a Alicante y cursando en la Casa Sacerdotal 3° de teología, siendo uno de los que estrenaron el Teologado de San Pablo en su 4° de teología. Ordenado Presbítero el 14 de junio de 1970 en la Parroquia de San Pedro Apóstol de Pinoso, celebró su Primera Misa solemne en el mismo lugar el día 20 de junio de 1970. Después de hacer el Convictorio en la Casa Sacerdotal de Alicante, con destino pastoral en San Agatángelo de Elche, fue enviado por el obispo Don Pablo Barrachina a Finestrat, su primera Parroquia, y allí estuvo desde septiembre del 1971 hasta finales del verano del 1979 trabajando incansablemente.

Después paso a Biar, y durante once años ejerció el ministerio con dedicación y en la alegría que siempre le caracterizó. El día 30 de septiembre del 1990 a las 19:30 h. tomó posesión de la Parroquia Nuestra Señora de las Nieves de Calpe.

Llegó a Calpe con sus padres que siempre lo acompañaron en su vida sacerdotal. Cariñoso recuerdo es el que tenemos de su madre Dª Adela, que a la vez de madre ejerció como eficiente secretaria.

Además de profesor de instituto y párroco de Nuestra Señora de las Nieves, cumplió fielmente con sus tareas pastorales al frente de la Iglesia de la Nuestra Señora de La Merced. Trabajador incansable; no se quejaba de sus responsabilidades, ya que nunca disfrutó de unas vacaciones quedándose como fiel guardián de los intereses de la parroquia.

El 21 de octubre de 1999 tuvimos la desgracia de la quema de la iglesia, la cual se tuvo que reconstruir contando con la ayuda incondicional del Ayuntamiento de Calpe y de todo el pueblo en general.


El día 5 de marzo, a causa de un infarto cerebral, lo ingresaron en el Hospital de Alicante. Durante su enfermedad, la Iglesia fué guradada por los sacerdotes de los seminaristas teólogos, los diáconos y de los pueblos de Calpe, de Biar y de Finestrat.

El miércoles 2 de abril de 2008 el Obispo Don Rafael Palmero Ramos llamó a Don José Lozano para ofrecerle el encargo de ponerse al frente de la Parroquia de Nuestra Señora de las Nieves de Calpe hasta que se recuperara y pudiera volver a ejercer su ministerio nuestro párroco Don Francisco Díaz Albert.

Falleció el día 21 de abril de 2008, a los 64 años de edad, y sus restos, como los de sus padres, reposan en el cementerio municipal de Calpe.

Los 18 años que estuvo con nosotros aprendimos a valorar su extraordinaria calidad humana, su sincera manera de ofrecer y compartir el preciado don de la amistad.

DON FRANCISCO BERNABÉ I ALFONSO (Actual Párroco)

Nació el día 4 de febrero del año 1948 en Monóvar (Alicante). Hijo de Juan y Matilde. En el año 1955 empezó sus estudios de primaria en el Colegio Calasancio y los elementales en la Escuela Nacional Cervantes, los dos centros educativos en la localidad de Monóvar.

Cursó el Bachiller en Academis Azorín en 1959. Al mismo tiempo, componente de la Banda de Música, tocó el saxofón alto entre 1957 y 1959.

Entre los años 1959 y 1967 estudia bachiller y filosofía en el Seminario de Orihuela. Además de estudios de piano y música, como alumno libre, en el Conservatorio de Murcia. En 1967 al 1968 comienza los estudios de música en el mismo conservatorio como alumno oficial.

Entre 1968 y 1972 estudia Teología en el nuevo Seminario Teologado de Alicante, y en 1971 finaliza la carrera de piano en el Conservatorio de Murcia. En 1972, y habiendo concluido los estudios eclesiásticos, fue ordenado sacerdote el 24 de junio.

Entre los años 1972 y 1973 lo destinan al Colegio de Santo Domingo de Orihuela como formador y profesor.

De 1973 al 1979 pasa como vicario de la Parroquia de Nuestra Señora del Socorro de Aspe (Alicante), y desde 1979 al 1984 lo destinan como Vicario Parroquial en Nuestra Señora del Consuelo de Altea. Entre los años 1984 y 1991 lo destinan como Cura Párroco en la Iglesia de San Pedro Apóstol de Pinoso.

En el 1991 es enviado a Roma, a la Universidad Pontificia de Santo Tomás ("Angellicum"), donde cursó los estudios de Ciencias Sociales y Enseñanza Social de la Iglesia. En el año 1995 regresa de Roma y lo destinan de Cura Párroco a la Iglesia de la Inmaculada del Plá de Alicante.

Entre 2000 y 2008 pasa a ser Delegado Diocesano de los Sacerdotes y adscrito a Nuestra Señora de La Misericordia de Alicante, y capellán de Monasterio de la Santa Faz. El día 14 de septiembre de 2008 recibió el nombramiento de Cura Párroco de Nuestra Señora de las Nieves de Calpe.

Queremos hacer constar que en este breve tiempo que convive con nosotros, se ha ganado el afecto y simpatía de todos los feligreses, y de una manera muy especial de los niños y jóvenes por su carácter jovial y profunda espiritualidad. Persona de gran carisma e inquieta que promete dejar un profundo legado en nuestra comunidad.

Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal